viernes, 22 de agosto de 2014

DE AGUACATE (Palta, cura, avocado, pagua)

CREMA FRÍA DE AGUACATE 
(Palta, cura, avocado, pagua)
Un buen aguacate debe tener la piel fina, de color verde brillante y sin manchas. El mayor problema es saber si se encuentra en el punto justo de maduración, para esto, lo presionamos ligeramente con el dedo, y si la piel cede, está maduro. Aunque si lo notas muy blando, descártalo, ya que es síntoma de una excesiva maduración. 
Si están maduros, pueden aguantar 5 o 6 días en la nevera, sino, conviene dejarlos a temperatura ambiente para que sigan madurando.
 El aguacate se estropea rápidamente, ennegreciéndose por la oxidación. Un truco para que mantenga su aspecto y color es añadir un chorrito de limón, pero lo más recomendable es abrirlo cuando se vaya a consumir.

Ingredientes

1 cucharada aceite de oliva
1/2 taza cebolla picada
1 pieza chile serrano en rebanadas
6 cucharada queso crema bajo en grasa
10 aguacates
1/2 taza cilantro lavado y desinfectado
1 taza leche descremada
1 pizca sal
1 pizca pimienta negra molida cantidad necesaria cilantro para decorar

Yogur natural 400 g
Cilantro c/n , Eneldo c/n, Caldo c/n, Salsa tabasco 1 cda
Tomates cherrys 100 g
Menta c/n


Preparación (10 minutos)

Cocina en una olla con aceite caliente, la cebolla y el chile; cuando estén ligeramente dorados, pásalos a tu licuadora junto con el queso, los aguacates, el cilantro y la leche. Aumenta el sabor con sal y pimienta, y refrigera por una hora. Sirve y decora con las hojas de cilantro.


Las virtudes del aguacate son demasiado numerosas para mencionarlas, pero aquí señalamos algunos cuantos beneficios para la salud que su perfil nutricional proporciona:

* Las grasas monoinsaturadas – Estos tipos de grasas ayudan a controlar los triglicéridos en la sangre, disminuir el colesterol en la sangre y controlar la diabetes.
 
* El folato – Esta vitamina B soluble en agua-promueve el desarrollo saludable de las células y tejidos. Según el “Instituto Nacional de la Oficina de Salud de los Suplementos Dietéticos“, “Esto es especialmente importante durante los períodos de rápida división celular y el crecimiento como en la infancia y el embarazo. El folato es también esencial para el metabolismo de la homocisteína y ayuda a mantener niveles normales de este aminoácido.”
 
* Luteína – Este es un carotenoide (pigmento natural) que protege contra las cataratas y ciertos tipos de cáncer, y reduce el riesgo de degeneración macular, la principal causa de ceguera en adultos de 65 años de edad y mayores.Los aguacates contienen tres veces o más luteína que en otras verduras y frutas comunes.
 
Ácido oleico y Potasio – Ambos nutrientes también ayudan a reducir el colesterol y reducir el riesgo de presión arterial alta.

DE SOPAS

AJO BLANCO
Esta sopa es típica de la comarca de Málaga, está muy bien para verano porque es fresca y legera. Esta receta es realizada con batidora. Espero que os guste

Ingredientes (4 personas)


200 gr. de almendra sin tostar, 
3 dientes de ajo, 1 litro de agua fresca, 
200 gr. de miga de pan, 
100 ml. de aceite de oliva virgen extra (AOVE), 
30 ml. de vinagre de vino blanco, 
una pizca de sal,
una pizca de vinagre,
Guarnición: melón, uvas, jamón
Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Media

 

Preparación


Primero debemos poner a remojo el pan si es que lo tenemos duro. Ponemos un par de rebanadas de pan de payés en agua fría para que la miga se ablande. Cuando esté maleable, la apartamos de la costra y la reservamos.


Mientras, habremos puesto a hervir una olla con agua. Cuando hierva, ponemos las almendras en un colador y les damos un par de escaldadas con un cucharón, es decir, les tiramos por encima dos o tres cucharones de agua hirviendo. Dejamos enfríar unos minutos y las pelamos.


La forma tradicional de elaboración del ajoblanco manda majar en un mortero los ajos y las almendras con un poco de sal. Luego añadir el pan remojado y hacer una pasta a la que le vamos añadiendo el aceite para que ligue. Se le añade entonces el vinagre y finalmente el agua bien fresca.


Otra opción, igualmente eficaz a mi modo de ver, es poner en un vaso de batidora la almendras bien peladas y batirlas con los dos dientes de ajo y un poco de agua fría que tendremos en la nevera. Batimos bien, le añadimos la miga de pan, el aceite y el vinagre y seguimos batiendo. Finalmente acabamos de poner el agua necesaria, rectificamos de sal y dejamos enfriar en la nevera.

Servimos en una sopera o en raciones individuales acompañado de uva moscatel.

 

Degustación


El ajoblanco malagueño es una receta ciertamente agradecida cuando los termómetros suben. El agua bien fresca, combinada con la miga de pan y el vinagre dan una sensación refrescante que no tiene rival. Eso no es nuevo. Las legiones romanas ya lo sabían y usaban con asiduidad el vinagre bien rebajado para refrescarse en sus largos días de marcha.


Pero volvamos a lo nuestro. El ajoblanco es un plato que se puede acompañar con diversos tropezones: un poco de jamón, un cubos de melón, incluso unas tiras de mojama o un poco de patata y judía verde hervidas y troceadas. Ahora bien, lo tradicional son unas uvas bien dulces como las que da el moscatel. Excelente.


 


miércoles, 6 de agosto de 2014

BORDANDO SOBRE TERCIOPELO

TAMAÑO DEL DISEÑO:
 
Bordado: 10 cm x 9 cm

MATERIALES:
 
• 1 cuadrado de 20 cm de terciopelo vino tinto
• Cintas de seda de 3 mm en las siguientes cantidades y colores: 40 cm de azul oscuro y 40 cm de limón; 60 cm de azul medio; 1 m de blanco; 1,5 m de verde hoja
• Cintas de seda de 5 mm en las siguientes cantidades y colores: 40 cm de rosado polvo y 1 m de rojo, amarillo, verde y rosado pálido, respectivamente
• Cintas de seda de 7 mm en las siguientes cantidades y colores: 40 cm de blanco y 40 cm de púrpura
• 1 madeja de hilo de bordar de los siguientes colores: violeta medio y amarillo claro
• 1 madeja de hilo de seda de los colores verde oliva y verde agua t Agujas núms. 8,20 y 22
• Papel de calcar para modistería
• Lápiz
• Hilo de coser que contraste
• Tambor pequeño para bordar
• Cajita de madera para dijes
• 15 cm x 15cm de cartulina
• 15 cm de entretela

PUNTADAS USADAS:
 
Japonesa recta, japonesa enrollada, pistilo, punto atrás y nudo francés. VER PUNTADAS, DA CLICK AQUÍ  

PREPARACIÓN:
 
Tenga en cuenta que las agujas núms. 20 y 22 se utilizan para todo el bordado con cintas y la núm. 8 para el bordado fino. Caique en el papel el molde que se encuentra en la hoja de trazos y moldes y luego hilvánelo al terciopelo con puntadas pequeñas y un hilo que contraste. Las puntadas de hilván se utilizan como guía para el bordado. Ponga el terciopelo en el tambor para bordar.

BORDADO:
 
Fucsia: enhebre la aguja con cinta púrpura de 7 mm, extráigala por el frente de la tela donde se coserá la flor y asegure en el punto A’, tomando como referencia e diagrama 1. Con hilo de bordar de color violeta medio haga una puntada de recogido de 3 cm, a lo largo de la tira de cinta, y recoja. Asegure cinta recogida con hilo de bordar a 1 cm del punto de entrada ‘B’, recoja otros 3 cm e inserte la aguja hacia la parte de atrás de la tela, donde regresará al punto A’; asegure. Con la cinta de seda rosado polvo haga seis puntadas rectas irradiadas desde abajo del volante con la puntada más larga en el centro  
P. JAPONESA:
 
Cáliz de la fucsia: trabaje tres puntadas con cinta blanca de 7 mm, la primera de ellas en el centro y las otras dos a los lados. Borde los estambres con puntada pistilo y dos hebras de hilo de seda verde agua. Trabaje la rama principal con punto atrás y forme los tallos con una puntada recta, utilizando el mismo hilo de seda. Finalmente, forme las hojas con puntada japonesa y cinta de seda verde.
 
Margarita azul: elabore tres margaritas, cada una con siete u ocho pétalos, utilizando la cinta de seda de 3 mm azul medio. Luego haga un nudo francés en el centro con la cinta de 3 mm azul oscuro. Trabaje los estambres con puntadas rectas y el hilo de seda verde agua, y las flores con puntada japonesa enrollada y la cinta de seda verde.
 
Ranúnculos amarillos: haga un racimo de cuatro nudos franceses para cada flor amarilla con cinta del mismo color. Utilice los tonos más fuertes del hilo de seda verde oliva para formar el centro de la flor con un pequeño nudo francés. Con el mismo hilo trabaje los tallos y el follaje con puntada recta, y las hojas con puntada japonesa enrollada y la cinta de seda verde.
 
Cubierta del piso: con la cinta de color rosado pálido borde algunas de las margaritas pequeñas (de cinco pétalos cada una) con puntada japonesa y las restantes bórdelas con la cinta de seda roja. Cambie a las cintas de seda de 3 mm (rojo y limón) y llene los espacios con margaritas diminutas, cada una de las cuales se finaliza con un nudo francés en el centro; utilice dos hebras de hilo de bordar amarillo pálido. Finalmente, borde las hojas al azar, con cinta de seda verde y puntadas recta y japonesa.

ACABADO:
 
No haga mucha presión a la cinta bordada para conservar sus dimensiones ni aplane el bordado cuando lo finalice.
 
Para montar la labor en la tapa de la caja corte la cartulina y la entretela al tamaño del interior de la tapa. Centre y trace el contorno de cartulina por el revés de la tela bordada. Corte la tela dejando 2,5 cm de holgura de costura. Con un hilo fuerte haga un pespunte pequeño a 5 mm del borde y recoja ligeramente para que la tela se arquee con el bordado hacia arriba. Debajo de la tela ponga la entretela junto a la cartulina, tense el recogido y asegure muy bien. En seguida, deslice su hermoso proyecto por el borde de la tapa, alise las arrugas con la hoja delgada de un cuchillo y empújelas debajo de la tapa para que la tela quede completamente lisa. Exhiba la caja ya terminada en la mesita de noche o en el tocador.


PUNTADAS PARA BORDAR

PUNTADA JAPONESA





PUNTADA PARA HACER CENTRO DE FLORES




PUNTADA DE ESPIGA O CORAL

NUDO FRANCES PARA LOS CENTROS

PUNTADA PARA TALLOS

PUNTO ATRAS


PAISAJE AZULADO

Materiales
 
- Pieza en bizcocho cerámico
- Pincel linner fino
- Pincel redondo n° 6
- Pinceles chatos n° 8 y n° 10 o 12
- Pinturas para bajo cubierta:
- esmaltes color (art glazes, AG)
- esmaltes transparentes (clear glazes, C)
- stroke & coat (wonder glaze, SC)
- esmaltes de cristales (cristal glazes, CG)
- Agua (para diluir)

Procedimiento:

Transferimos el diseño con lápiz.
 

En la cubierta interior del jarrón se pasa esmalte transparente (C-340 Clear Satin), por lo menos dos manos.
 

Se procede a aplicar los colores según el diseño, siempre procurando aplicar varias manos de cada color. Se debe esperar a que seque luego de cada mano.
 

Luego se delinea con linner, empleando el SC 12Moody Blue.
 

Por último, quemar a 940°C.

PINTANDO PORCELANA

Materiales:

Potiche de loza
Pintura para porcelana de baja temperatura (150°) colores: azafrán, citrina, olivina, bronce, momia, ámbar alcohol cotonetes
Cinta de enmascarar termómetro de horno timer
Pinceles: 171/8,309/1 kolinsky, 146/12,308/5, liner 310/0

Procedimiento:

1. Elegir una pieza de loza, y limpiarla bien con alcohol.
2. Marcar la mitad del potiche y encintarlo para evitar ensuciar la parte que no deseamos pintar.
3. Dar un fondo de color utilizando azafrán, olivina y ámbar y luego esponjear esfumando los colores hasta integrarlos. 4.Hacer lo mismo con el pico y el asa del potiche.
5. Una vez seco transferir el diseño de los limones y comenzar a quitar el fondo que queda dentro del diseño de los limones y de cada una de las hojas, empleando un cotonete humedecido en alcohol.
6. Una vez limpio el diseño, dar una mano de color citrina en los limones, dejar secar y dar otra mano de color azafrán. Finalmente sombrear con color momia y olivina. Dejar secar.
7. A las hojas darle primero una mano de olivina, dejar secar y luego dar otra mano de bronce. Sombrear con momia. Dejar secar.
8. Con momia pintar las ramas y terminar con algunos detalles de rulos desde las ramas.
9. Luego de 48 horas de seco, colocar en el horno convencional de cocina, a una temperatura de 150° durante 35 minutos.
Nota importante:
 
La pintura para porcelana de baja temperatura se seca rápidamente, por lo que al sombrear no podemos repasar muchas veces el color debido a que corremos el riesgo de levantar el color de abajo.

Tip: encender la cocina y colocar el termómetro. Cuando la temperatura llegue a 150°, recién colocar la pieza y desde ese momento contar 35 minutos.



CANNOLI SICILIANO

Los Cannoli son los dulces más conocidos de Sicilia, difundidos sobre todo el territorio nacional. Típicos de carnaval, es habitual encontrarlos en las pastelerías sicilianas, como Scardaci en Catania. Mostramos la receta subdividida entres fases diferencias: La preparación de la masa, el montaje y cocción y el relleno del cannoli.
De Sicilia con Amor

Ingredientes para la preparación de los Cannoli:

Para la masa:
  • 30 g de mantequilla blanda
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de vino blanco seco
  • extracto de vainilla (una cucharadita)
  • Una pizca de sal
  • 150 g de harina
  • 1 huevo batido
  • aceite para freir
  • azúcar glass, tamizada
Para el relleno:
  • 1/2 kilo de ricotta fresca
  • cáscaras de naranja y limón confitadas (50 g entre las dos)
  • 50 g de cerezas confitadas
  • 50 g de piña o higos confitados
  • 100 g de azúcar
  • esencia o extracto de vainilla, una cucharadita
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • Chocolate, una tableta de 100 gr.
Instrucciones:

1 – Inicar batiendo la mantequilla con el azúcar hasta lograr una crema a punto de pomada.
2 – Agregarle el huevo, previamente batido en un recipiente.
3 – Añadir el vino blanco gradualmente, la esencia y la pizca de sal.
4 – Incorporar luego la harina y mezclar hasta unir los ingredientes en un bollo.
5 – Volcar sobre la mesa y amasar manualmente hasta conseguir un bollo liso y suave.
6 -Tapar la masa con un repasador y dejarla descansar 2 horas en un lugar frío.

Nota: En las casas de repostería se pueden conseguir unos tubitos de metal o cañas de bambú, diseñados especialmente para armar este tipo de masas.

Armado y cocción:

Estirar la masa por partes dejándola fina (2 milimetros) y rectangular. Cortar en tiras de 12 centímetros de ancho.
Dividir luego las tiras en cuadrados. Estirar el resto de la masa hasta conseguir 12 cuadrados (o más dependiendo del número de cannolis).
 
Apoyar un corcho enharinado (o los tubos comprados) en diagonal sobre un cuadrado, de modo que las puntas se dirijan a dos vértices opuestos. Distribuir el huevo batido por las puntas libres del cuadrado, presionando para pegarlas. Con la misma técnica se montan los restantes.
 
Poner a calentar abundante aceite en una sartén hast que esté bien claiente, y echar 4 o 6 cannoli, sin que se toquen entre sí.
Freirlos dándolos vuelta hasta que se doren. Escurrir sobre papel y dejar enfriar. Con la ayuda de los dedos o un cuchillo desmoldarlos cuidadosamente, pues son muy frágiles, y se sigue haciendo el mismo procedimiento con el resto de los cannoli.

Relleno y terminación:

1 – Poner la ricotta tamizada en un bol. Picar finamente las frutas confitadas. Agregar a la ricotta el azúcar, la vainilla y el agua de azahar y batir hasta que quede bien cremosa.
2 – Mezclar a lo anterior las frutas picaditas.
3 -Por el lado más fino del rallador, rallar los 100 g de chocolate.
4 – Sumarlo al bol de la crema de ricotta y mezclar bien para distribuir.
5 – Con una manga de reposteria rellenar los cannoli, de modo que asome la crema por ambos extremos.
7 – Espolvorear con azúcar glass, y con la ayuda de un colador de alambre distribuir sobre los mismos.